¿Por qué hacer pan casero?

Hacer pan casero tiene muchas ventajas además de ser un buen hobby.
Hacer pan casero

Mis cuatro principales razones para hacer pan en casa

Lo cierto es que son varios los motivos por los que comencé a hacer pan casero (siempre usando panificadora en mi caso) pero aquí os voy a comentar los que para mí son más importantes.

La idea de comprar una panificadora me rondaba por la cabeza hacía un tiempo, no sólo por el pan sino por la posibilidad de hacer otras cosas con ella cómo focaccias, bizcochos, mermeladas, brioches, masa de croquetas, de pizza o de empanada entre otras cosas. Y la es que verdad cuando leí todos los buenos comentarios de la panificadora Silvercrest y su precio, 50 euros, me animé ya que tampoco suponía una gran inversión. Aquí podéis leer más sobre ella y su funcionamiento. Y nada, poco a poco le fui cogiendo el tranquillo a esto del pan casero y no he vuelto a comprar pan, principalmente por estas razones:

1º Por pura comodidad, salir a por pan era una lata

¿No es verdad que muchas veces no tendrías que salir de casa si no fuera porque necesitas comprar el pan?. Desde que compré la panificadora con un pan tengo, en la mayoría de los casos, suficiente para toda la semana. Es cuestión de hacer un pan (normalmente el fin de semana), cortarlo en rebanadas y congelar. Después lo vas usando a medida que lo necesitas. Yo siempre suelo tener pan normal y pan de molde para cuando apetece un sandwich.

2º Hacer pan casero me permite prepararlo a mi gusto

Cuando preparas tu propio pan puedes crear nuevas recetas constantemente y jugar con los ingredientes para conseguir los panes que más te gusten. Puedes hacer pan casero mezclando harinas de espelta, trigo, centeno, maíz… o puedes ponerle semillas cómo sésamo, chía, amapola… prueba a ponerle unas nueces! es cuestión de experimentar y encontrar lo que más te guste. Las recetas que encuentras en este sitio web, sin ir más lejos, no tienes porque seguirlas al pie de la letra, adáptalas a tu antojo y si hay algún ingrediente que no te gusta, no lo uses o cámbialo por otro.

3º Sé qué estoy comiendo y eso me da tranquilidad

Cuando compramos pan (a no ser que nos entretengamos mucho en leer los ingredientes) en un supermercado no sabemos cómo lo han preparado. En cambio, si elaboras el pan en casa, sabes siempre qué estás comiendo porque tú mismo has comprado los ingredientes, conoces que tipo de harina has usado, la cantidad de sal que le has puesto, si has usado levadura, masa madre, poolish… No sé a vosotros, pero a mi esto es algo que me gusta bastante, el poder saber exactamente cómo y con qué se ha elaborado cualquier alimento.

4º Hacer pan casero se ha convertido en una afición

La última razón es que hacer mi propio pan se ha convertido en un hobby. El poder experimentar con diferentes harinas, o incluso con los líquido para hacer pan de cerveza , pan de ladrón de manzanas, con zumo de naranja o de mandarina, también jugar con las semillas o con los frutos secos poco a poco me fue «enganchando».

Además en el año 2020 durante el confinamiento, parece que fruto del aburrimiento, a todo el mundo le dio por hacer pan en casa y era casi misión imposible conseguir harina de fuerza y sobre todo levadura. Esto al principio me daba bastante rabia porque pensaba que no iba a poder hacer pan en ese tiempo, pero entonces surgió la idea de hacer masa madre y poolish con lo que solventé el problema y descubrí otras alternativas, más sanas además, para hacer mis panes caseros y que me permitían también crear nuevas recetas.

Y nada más estas son, muy por encima, mis razones fundamentales para adentrarme en el mundo el pan casero, aunque cómo dije antes hay muchas más. Espero que os haya gustado y os sirva por si os estáis planteando comenzar a probar con este tema.

Por qué hago pan casero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *