Pan con masa madre en panificadora

Masa Madre receta explicada paso a paso

Masa madre receta. Como hacer masa madre paso a paso.
Masa madre natural

La forma más natural de hacer tus panes es utilizando masa madre receta que, al contrario de lo que a veces pensamos, es muy sencilla. Necesitarás cinco días para tenerla lista, pero tranquilo, invertirás cinco minutos de tu tiempo cada unos de esos días.

Pero, ¿Qué es la masa madre?

Ya explicamos en otra entrada como hacer pan con poolish en panificadora, puedes leerlo aquí si te interesa. Para hacer el poolish usamos levadura, pero la masa madre es un fermento natural que obtenemos simplemente con harina y agua, no se le pone ningún tipo de levadura. Es decir tus recetas, que no tienen que ser sólo panes, serán 100% naturales si los haces con masa madre.

Si quieres saber más acerca de la masa madre lee su artículo en Wikipedia aquí.

¿Qué se necesita para hacer masa madre?

  • Un tarro: Prepara un tarro de cristal. El único requisito es que sea más alto que ancho, para evitar que se te salga cuando empiece a crecer.
Para hacer masa madre el recipiente debe ser más alto que ancho.
Tarro para hacer masa madre
  • Agua: Preferiblemente agua mineral, aunque no imprescindible. Si no compras agua puedes utilizarla del grifo, dejándola reposar al menos una hora antes de usarla.
  • Harina: Puedes utilizar cualquier harina. Pero el primer día es aconsejable que utilices alguna que sea integral. Nosotros usamos harina integral de centeno y el resto de días harina de fuerza.

Vamos a pasar a explicar todo el proceso, ten en cuenta que las cantidades de agua y harina han de ser siempre iguales en volumen. Esto quiere decir que si le pones medio vasito de harina, le tienes que poner medio vasito de gua.

Día 1

  • Primero pon medio vasito de harina y otro medio vasito de agua en el recipiente. Cómo hemos dicho antes, hay que utilizar una harina integral del cereal que quieras, pero integral. Esto es así porque las levaduras se encuentran, mayormente, en la cáscara de los cereales. Nosotros hemos usado harina integral de centeno.
  • A continuación remueve bien para que se mezclen bien los ingredientes.
  • Ahora tapa tu bote con un trapo limpio o con papel de cocina y déjalo reposando 24 horas a temperatura ambiente. Para que las bacterias crezcan a un ritmo adecuado busca un lugar cuya temperatura ronde lo 20 – 22 grados.

Día 2

  • El segundo día, cuando destapes el recipiente, no notarás ningún cambio con respecto al día anterior. Es totalmente normal.
  • Añade medio vaso de harina de fuerza, otro medio de agua y una cucharadita de azúcar.
  • Remueve hasta que se fusionen bien los ingredientes.
  • Vuelve a tapar el recipiente y déjalo reposando, en las mismas condiciones que el día 1, otras 24 horas.

Día 3

  • Hoy notarás burbujitas en la superficie, un aumento de tamaño y un olor un pelín agrio. La masa madre ya se está comenzando a activar.
  • En el tercer día le añadimos agua y harina de fuerza, medio vasito de cada. Puedes ponerle también, si quieres, una cucharadita de yogur.
  • Cómo en días anteriores, remueve hasta que queden bien mezclados los ingredientes y haz lo mismo que los días anteriores tapa y deja reposar 24 horas.

Día 4

  • Verás que en la superficie se ha formado un líquido marrón. Este líquido, totalmente normal, tienes que retirarlo ayudándote de una cuchara u otra cosa semejante. La masa madre continúa activándose.
  • Hoy sólo la vamos a espesar un poco, así que añade medio vasito de harina de fuerza y remueve como siempre hasta que quede todo bien mezclado. Y de nuevo lo mismo, tapa el recipiente y a reposar 24 horas.

Día 5

  • ¡Tu masa madre está lista! Verás que tiene un aspecto espeso, huele agrio y tiene burbujas en su superficie. A partir de este momento ya puedes utilizarla en tus recetas.
Masa madre receta fácil.
Masa madre lista

Masa madre receta terminada y ahora, ¿Cómo la conservo?

Es bastante probable que no vayas a utilizar tu masa madre a diario. Por tanto la debes conservar en la nevera tapada y sacarla a temperatura ambiente el día que vayas a trabajar con ella. El tiempo que debe estar fuera del frigorífico antes de usarla debe ser el suficiente para que se atempere y las bacterias se vuelvan a activar.

Cuando hagas una receta, debes restituir la cantidad de masa madre que hayas gastado. Ponle agua y harina de fuerza a partes iguales para restablecer el volumen inicial.

Si no utilizas tu masa madre en una semana o diez días, tienes que alimentarla para que no se estropee. Lo que debes hacer es desechar un poco, lo que utilizarías para hacer una receta, y añadir agua y harina a partes iguales. Removiendo hasta integrar los ingredientes como siempre.

Ahora que ya tienes lista tu masa madre, puedes animarte a hacer un pan con ella. Aquí puedes leer un sencilla receta.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Vanessa García.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.